Atención Temprana: Su importancia y beneficios

¿Qué es la Atención Temprana?

El Libro Blanco de la Atención Temprana (documento realizado por la Federación Estatal de Asociaciones de Profesionales de Atención Temprana) una de las obras básicas de referencia de la Atención Temprana en España, la define como:

 “El conjunto de intervenciones dirigidas a la población infantil de 0 a 6 años, a la familia y al entorno que tienen como objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen riesgo de padecerlo.” 

Estas intervenciones deben considerar la globalidad del niño y deben ser planificadas por un equipo profesional de orientación interdisciplinar.

Un equipo de Atención Temprana debe estar compuesto por al menos 3 profesionales con formación en psicología, logopedia y fisioterapia. Todos ellos deben tener formación específica en desarrollo infantil y atención temprana.”

 

Atención Temprana: Principios básicos

En la Atención Temprana se contemplan seis principios básicos: 

  1. Diálogo, integración y participación: para un correcto desarrollo de la intervención, es necesario poder integrar a la familia, la escuela y el entorno social del niño o la niña. 

Es imprescindible la apertura al diálogo, información y participación de la familia manteniéndola informada de todas las decisiones que se deban tomar. También es importante fomentar a que expresen sus inquietudes, necesidades o sentimientos. 

  • Gratuidad, universalidad e igualdad de oportunidades, responsabilidad pública: la atención temprana debe poder ofrecerse de forma gratuita y asegurar la integración necesaria en el medio evitando situaciones de marginalidad o discriminación.
  • Interdisciplinariedad y alta cualificación profesional: si bien el equipo de trabajo debe estar compuesto por profesionales de distintas disciplinas es muy importante que cuente con una especialización específica en el área de la atención temprana.
  • Coordinación: con el fin de mantener un eficiente flujo de información para el óptimo desarrollo de la intervención, es imprescindible contar con una clara y eficiente coordinación entre todos los sectores que rodean al niño o niña: escuela, centros privados, familia, centros públicos, etc.
  • Descentralización: es necesario incluir la atención temprana en servicios de salud de atención primaria, escuelas, servicios sociales, etc. con el fin de propiciar un sistema organizado que garantice las distintas necesidades que pueda presentar una familia.
  • Sectorización: tiene que ver con la necesidad de limitar el campo de actuación.

Atención temprana y las familias

 

¿Cuándo acudir a un Centro de Atención Temprana?

La Atención Temprana es un servicio que se ocupa de prevenir, diagnosticar y tratar a niños y niñas en edades comprendidas entre los cero y seis años con necesidades especiales.

Hay diversas demandas y es por ello que también hay una gran variedad de profesionales de distintas áreas que trabajan en equipos de Atención Temprana.

Entre ellos: logopedas, psicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, etc.

¿Cuáles son las necesidades especiales de estos niños o niñas que requieren del servicio de Atención Temprana?

Por dar algunos ejemplos (porque pueden ser múltiples), podrían ser niños prematuros o de bajo peso, niños con algún tipo de deficiencia sensorial, niños con algún síndrome o retraso madurativo, niños que presenten algún tipo de trastorno en el desarrollo, entre otros.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta para la estimulación temprana son:

  • Metodología Lúdica: el aprendizaje a través del juego es muchísimo más rico, integral y veloz. Además, el factor diversión es crucial para que los niños o niñas incorporen nuevos conocimientos.
  • Individualidad: todos los niños son distintos y sus necesidades también lo son. El proceso es único y particular por lo cual se debe hacer el trabajo de adaptación de cada sesión según las necesidades de cada infante.
  • Entorno cotidiano: es importante que el trabajo con el niño o niña sea continuo y prolongado, es decir, hacer uso de las situaciones cotidianas para estimularlo, acompañarlo y estar atento al “aquí y ahora” en su día a día.
  • Ambiente: hay que tener en cuenta la elección del espacio a la hora de realizar las actividades de estimulación: ¿en qué tipo de ambientes el niño se encuentra cómodo? y por el contrario: ¿cuáles podrían resultar perjudiciales para su proceso?
  • Descubrir: es propicio dejar que las niñas o niños jueguen, creen y exploren por sí solos. Facilitarles los espacios lúdicos no es lo mismo que conducirlos. 
  • Materiales: además de los libros o juguetes ¿qué otros materiales podemos brindarles para que exploren? Según la edad, los niños se divierten mucho con elementos más simples: agua, arena, cajas, piedras, hojas, etc.

 

Atención Temprana: Objetivos 

El objetivo general de la Atención Temprana es que aquellos niños o niñas que poseen alguna dificultad o retraso en el desarrollo, o que según un diagnóstico tienen riesgo a padecerlo, reciban la intervención acorde para su tratamiento o para su prevención.

Algunos de los objetivos más específicos de la Atención Temprana son:

  • Reducir las consecuencias y los efectos de las deficiencias o déficit en su entorno.
  • Optimizar el desarrollo integral, es decir, en todas sus áreas.
  • Garantizar medidas de adaptación al entorno para sus necesidades.
  • Reducir, prevenir o minimizar los efectos secundarios del trastorno padecido o situación de riesgo en la que se encuentren.
  • Brindar información a las familias y atender las necesidades que presenten. 
  • Considerarlos como sujetos activos de la intervención.
  • Planificar o elaborar un plan de acción de intervenciones con el fin de coordinar a los diferentes ámbitos: social, familiar, educativo y personal.

 

Beneficios de la Atención Temprana

La Atención Temprana aporta innumerables beneficios y además compensa en todo tipo de habilidades cognitivas, motoras, sociales, motoras, etc.

¿Qué otros beneficios otorga la estimulación temprana?

  • Fomenta la autonomía.
  • Favorece la autoestima.
  • Incrementa las relaciones sociales (debido a que se trabaja sobre las emociones o en la adaptación al entorno, desde aprender a trabajar en equipos, empatizar, compartir, etc).
  • Motricidad fina (como la coordinación dedo-ojo).
  • Motricidad gruesa (acciones como saltar, correr, bailar, etc).
  • Potencia la creatividad e imaginación.
  • Favorece la memoria y la concentración.
  • Conocen nuevos recursos para jugar.
  • Fortalecimiento de músculos.
  • Motiva a adquirir nuevos conocimientos.
  • Aumenta la capacidad de aprendizaje y análisis.

Impulsar la Atención Temprana, con el fin de obtener un diagnóstico a tiempo es imprescindible para realizar un tratamiento y no correr el riesgo de generar complicaciones en el futuro.

 

Niveles de Intervención en Atención Temprana

Según el Libro Blanco, los niveles de posible participación de Atención Temprana son:

  1. Prevención Primaria: contribuyendo a las iniciativas dirigidas a las infancias en general, con el fin de evitar las condiciones que puedan llevar a la aparición de deficiencias o trastornos en el desarrollo infantil.

Las acciones son tomadas mediante:

  • Un conjunto de actuaciones dirigidas a proteger la salud.
  • Orientando a promover el bienestar de los niños o niñas y su grupo familiar.
  • Las medidas son de carácter universal con el objetivo de llegar a toda la población.

Comprende los siguientes derechos:

  • Asistencia sanitaria
  • Permiso por maternidad o situaciones de acogida o adopción
  • Derechos que garantiza la Ley de Conciliación de la Vida Familiar y Laboral
  1. Prevención Secundaria: formando parte de los programas sanitarios, sociales y educativos orientados a grupos de riesgo.

Se enfoca en la detección y diagnóstico precoz de los trastornos en el desarrollo y situaciones de riesgo.

Se instrumenta mediante programas especiales dirigidos a grupos en situaciones de riesgo, como por ejemplo cromosomopatías, detecciones precoces de enfermedades metabólicas, hipo acusica, etc, en:

  • Niños prematuros de menos de 32 semanas o de menos de 1500kg
  • Mujeres gestantes adolescentes menores de 18 años
  • Mujeres gestantes a partir de los 35 años
  1. Prevención Terciaria: mediante la intervención de niñas y niños con problemas o trastornos del desarrollo y sus familias.

En esta área los servicios especializados de Atención Temprana asumen la máxima responsabilidad.

Refiere al conjunto de acciones a tomar, una vez que se ha diagnosticado una enfermedad o problema de salud, con el fin de minimizar las consecuencias o secuelas.

 

Ámbitos de la Atención Temprana 

 

Atención Temprana en el Ámbito Sanitario:

  • Prevención Primaria: los agentes encargados de estos ámbitos son los Servicios de Salud Comunitaria, Atención Primaria, Servicios de Obstetricia y Pediatría, entre otros. 

El objetivo es evitar que ciertas condiciones no deseables puedan llevar a la aparición de algún tipo de trastorno en el desarrollo, mediante programas de planificación familiar, atención al embarazo, vacunación, etc.

  • Prevención Secundaria: los profesionales que trabajan en estos ámbitos son Obstetras, Matronas, Genetistas. Los agentes son los Servicios de Salud Comunitaria, Atención Primaria, Servicios de Obstetricia y Pediatría.

El objetivo es la detección y diagnóstico precoz de trastornos, enfermedades o situaciones de riesgo.  Se realiza mediante programas de seguimiento de niños con alto riesgo a desarrollar trastornos neuro-psicosensoriales, o programas de prevención hacia niños que presentan una patología diagnosticada, con el fin de que no sufran complicaciones.

  • Prevención Terciaria: los profesionales de la salud que participan en este ámbito son Pediatras, Neuropediatras, Rehabilitadores, Fisioterapeutas, Psiquiatras, Psicólogos, Oftalmólogos, etc.

El objetivo es llevar a cabo un plan de actuaciones dirigidas a remediar problemas de desarrollo ya diagnosticados.

 

Atención temprana ámbitos

 

Atención Temprana en el Ámbitos de Servicios Sociales:

  • Prevención Primaria: son los Servicios Sociales quienes forman parte de estos ámbitos. El objetivo es prevenir situaciones de exclusión social y maltrato a niños y niñas. 
  • Prevención Secundaria: los Servicios Sociales se encargan de detectar factores de riesgo social para el desarrollo infantil, como drogas, situaciones marginales, bajos ingresos económicos, etc.
  • Prevención Terciaria: los Servicios sociales tienen como objetivo realizar intervenciones con el fin de facilitar la socialización de niños y niñas.

 

Atención Temprana en el Ámbito Educativo:

  • Prevenir y compensar: las consecuencias negativas producto de deficiencias o de entornos socio-culturales de riesgo.
  • Educar: tiene que ver con la estimulación consciente, intencional y planificada en cada etapa madurativa respetando el curso natural del desarrollo.
  • Integrar: garantizar, mediante la interacción e integración, el principio de atención a la diversidad.

Trabajar la atención temprana junto con las Familias

El rol de las familias en el trabajo de la atención temprana es vital para mejorar la calidad de vida de aquellos niños con problemas de desarrollo. Los padres son considerados participantes activos dentro del proceso rehabilitador y educativo de sus hijos. Por ello, los profesionales deben incorporarlos al ámbito de actuación. 

Entre los profesionales hay un acuerdo de 3 modelos destinados al trato con las familias:

  1. Modelo psicoterapéutico: Se trata de realizar psicoterapia con los padres para afrontar el hecho de que su niño haya nacido con problemas de desarrollo.
  2. Modelo de formación de padres: Los padres deben aprender determinadas habilidades para trabajar en el hogar bajo la orientación de un profesional.
  3. Modelos de colaboración con los padres: Apunta a una continua colaboración con los profesionales a futuro. 

Vale la pena mencionar que luego, en la práctica actual, estos modelos se mezclan junto a diversas posturas profesionales generando una pluralidad de visiones. 

 

¿Por qué trabajar con las familias?

Son los miembros de la familia quienes interactúan desde el nacimiento con el niño/a. Son ellos quienes cuidan, alimentan, le hablan, llevan de paseo etc. siendo la familia su ámbito social y cultural. 

Es por ello, que los profesionales son quienes realizan el trabajo junto a ellos de manera individual o en grupos pequeños. Esto se debe a que entienden la importancia de brindarles recursos a las familias e integrarlas en el equipo de trabajo. 

Componentes del modelo de trabajo de atención temprana centrado en la familia:

Este modelo de trabajo gira el foco centrado en el “individuo con problemas” a la unidad familiar. 

Es importante comprender en profundidad la unidad familiar con la que se trabajará. Esto implica tener en cuenta cómo los miembros de la familia se influyen mutuamente, se apoyan, tienen sus valores y cultura. A su vez, la familia no es estática ya que puede cambiar en su composición. 

Para trabajar adecuadamente junto a las familias es importante conocer sus fortalezas y  cómo la misma se enfrenta a la adversidad. El profesional debe promover una relación de colaboración con la familia, brindarle nuevos recursos y ser sensible ante la situación que atraviesa la misma. 

En este modelo de intervención hay 4 componentes que lo conforman:

  • Identificar las necesidades de las familias
  • Identificar los puntos fuertes y los recursos de las familias
  • Identificar fuentes de apoyo
  • Capacitar y habilitar a las familias

Por último, es muy importante el trabajo que realiza el profesional sobre el vínculo que establece con las familias. El mismo debe basarse en colaboración, reparto de responsabilidades y cooperación. 

Para establecer esta relación de cooperación es importante desarrollar actitudes, valores y habilidades que propicien este tipo interacción. Las mismas son:

  • Compromiso
  • Respeto
  • Comunicación efectiva 
  • Igualdad
  • Confianza
  • Competencia profesional

CONTACTA CON NOSOTROS


Contacto entrelazadogs formulario
  • Horario: Lunes a viernes  9:30- 19:30h

  • Teléfonos:+34 627 269 447  / +34 657 632 464

  • Mail: info@entrelazadogs.es

  • Dirección: Calle Valencia 306 Principal Primera, CP 08009, Barcelona

Envíanos un Email:









    Lee nuestra política de privacidad y aviso legal antes de enviar el formulario

    Responsable de datos: Entredogs Therapy Scp, Finalidad: Responder a solicitudes del formulario, Legitimación: Tu consentimiento expreso, Destinatario: Entredogs TherapyScp, Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación,portabilidad y olvido de sus datos

    He leído y acepto la política de privacidad

      × Contáctanos